La alimentación en el primer trimestre de embarazo

La alimentación en el primer trimestre de embarazo

Durante el primer trimestre del embarazo ocurren muchos cambios internos que no son visibles ya que el bebé aún es muy pequeño. Se trata de un período donde se forman todos los órganos y las células de nuestro bebé se reproducen a gran velocidad.

El ácido fólico durante el embarazo

Uno de los nutrientes a destacar en este período es el ácido fólico, también llamado folato o vitamina B9, ya que participa en el crecimiento y desarrollo celular, y sus necesidades se ven duplicadas justo antes y durante el embarazo (de 200 a 400 mcg). Además, el ácido fólico previene malformaciones del tubo neural que se está formando durante este período.

Por todo lo comentado es imprescindible un buen aporte de ácido fólico. ¿Y qué alimentos son ricos en ácido fólico? Las mejores fuentes son las verduras de hoja verde (brócoli, espinacas, acelgas, col rizada, etc.) y las legumbres.

El aporte de Yodo en el embarazo

Otro nutriente que destacar es el yodo. Se trata de un mineral esencial para un correcto funcionamiento de la tiroides de la madre y también para el desarrollo del feto.

Durante el primer trimestre de embarazo, el feto no es capaz de fabricar hormonas tiroideas, por tanto, depende totalmente de la tiroides de la madre que, a su vez, tiene que hacer un trabajo extra y consume más yodo. ¿Y qué alimentos son ricos en yodo? Los pescados y mariscos, o en la sal de mesa enriquecida en yodo (sal yodada).

Las náuseas y vómitos durante el embarazo

En esta etapa también es muy frecuente la aparición de náuseas o vómitos (que suelen desaparecer al finalizar el primer trimestre). Para poder combatirlas se recomienda:

  • Comer poca cantidad y muchas veces durante el día. Es decir, evitar llenarnos demasiado o tener el estómago vacío, porque las 2 situaciones podrían agravar las náuseas.
  • Evitar preparaciones que dificulten la digestión como podría ser algún plato muy alto en grasas.
  • Se ha demostrado en varios estudios como el uso de jengibre facilita la desaparición de las náuseas y los vómitos, por lo que se recomienda su consumo en el caso de padecerlas (American College of Obstetrician and Gynecologists and the U.K. National Health Service) (1).

Fuentes
American College of Obstetrician and Gynecologists and the U.K. National Health Service. https://www.aafp.org/afp/2011/1115/od1.html

Autor: Alimmenta

En la Clínica Alimmenta ayudamos a las personas a conseguir sus objetivos de peso y salud mediante una alimentación natural y personalizada, basada en evidencias científicas. ¿Hablamos?



[ad_2]

Source link