Los alimentos con más grasa de lo que usted piensa

Los alimentos con más grasa de lo que usted piensa

¿Qué estás haciendo dieta y no consigues bajar de peso? ¿Crees que todavía un la dieta baja en grasa porque se toma toda la luz? Tenemos malas noticias, y es que sin duda usted está tomando más grasa de lo que usted piensa. Tranquilo, hemos puesto manos a la obra para ayudar a usted y hemos creado esta galería con los alimentos con más grasa escondida y que tal vez desconocías.

Y si no estás en una dieta, pero usted quiere tener un poder equilibrado, esto también te interesa. Porque aunque la grasa es una parte esencial de la dieta (30% del total diario), si no sabes donde la grasa se esconde también puede estar pasándote sin darse cuenta de ello.

La grasa que es visto y no visto

Es muy fácil identificar la grasa en alimentos como el aceite o la mantequilla, pero no siempre somos conscientes de las grasas que se encuentran ocultos en otros productos. De hecho, el 60% de la grasa que usted come es invisible y oculta en la carne roja, los alimentos fritos, salsas, helados, comidas preparadas, pastelería, o la industria de los dulces. Según un estudio, la mayoría de los españoles tarda casi el doble de la grasa recomendada. Y esto es porque tomamos los alimentos con “grasa oculta”, porque nos quedamos con la mano dormida, tirar el aceite a la ensalada, que también…

Comer grasa es básico

Las grasas son esenciales en nuestra dieta, son los la principal fuente de energía y nos ayudan a absorber las vitaminas. Debe ser el 30% del total de calorías de una dieta saludable, con un 7% de las grasas saturadas, 12-13% de grasas monoinsaturadas y 10% de poliinsaturados. Si se realiza una dieta totalmente baja en grasa, tienen deficiencias de vitaminas y su cuerpo también tienen problemas para la fabricación de ciertas hormonas.

¿Qué tipos de grasas que existen?

Es evidente que no todas las grasas son iguales. Es importante aprender a distinguir a ellos y en las proporciones adecuadas. Aunque es una tarea difícil y el etiquetado actual no ayuda.

  • Trans o grasas hidrogenadas. Son los más dañinos. El famoso “grasas malas”. Aumentan el colesterol malo (LDL) y reduce el colesterol bueno (HDL). Usted puede encontrar en la carne de la grasa de la carne de ternera y las ovejas y los aceites hidrogenados (utilizado en repostería y aperitivos).
  • Saturado. No son recomendables y son también parte del grupo de “grasas malas”, porque pueden aumentar las tasas globales de el colesterol. Son los que se agregan durante el proceso y que están presentes en la mantequilla, lácteos, grasas, embutidos, salchichas…
  • Monoinsaturadas y poliinsaturadas. Son beneficiosas, es decir, “de la buena”. Reducir el colesterol y nos protegen de las enfermedades del corazón. Asegúrese de que el anillo de los ácidos grasos omega-3 y omega-6. Se encuentra en forma natural en algunos alimentos como el aguacate o el jamón.

Qué es y de dónde son las grasas buenas?

  • El aceite de oliva. Cada cucharada contiene 7 g de grasa monoinsaturada. Elegir la calidad virgen extra.
  • De aguacate. 100 gramos de esta fruta (la mitad de una pieza pequeña) tiene 11 g de grasa monoinsaturada.
  • Las semillas de lino. Una cucharada proporciona 2,9 g de grasas poliinsaturadas. Es aconsejable tomar de ellos aplastado.
  • Las avellanas. Una dosis de 20 g (pesadas sin cáscara) representan el 4,4 g de grasa monoinsaturada.
  • El salmón. Un filete de 120 g de salmón fresco ha de 3,1 g de grasas poliinsaturadas.
  • Las almendras. Alrededor de 30 g de almendras crudas sin sal le dará 15 g de grasa, con un perfil saludable, aproximadamente 9,5 g de grasas monoinsaturadas y 3,7 g de poliinsaturados.
  • Las sardinas. Un tamaño de la porción de 120 gramos de este pescado azul aporta 2.4 g de grasas poliinsaturadas.

No olvide comprobar la etiqueta de los alimentos

No siempre es fácil reducir la cantidad de grasa en la dieta, debido a que los alimentos que parecen de luz no son tanto, y dado que las etiquetas de algunos productos son difíciles de interpretar. Es importante que lea la información nutricional de los productos, comparar las marcas y mirar para aquellos que tienen menos de grasa por porción. Si el contenido total de grasa es superior al 5%, no te lo lleves a casa y trata de decantarte por aquellos que están libres de grasas trans, que elevan el colesterol malo.

Optar por aquellos productos con menos ingredientes, evitando los alimentos que contienen aceites hidrogenados y grasas, condimentos, colorantes artificiales, aceites de coco y de palma, y las grasas saturadas. El abuso de este tipo de grasa presenta una serie de problemas asociados, tales como el colesterol, la obesidad o los trastornos cardiovasculares.

[ad_2]

Source link